ORIGEN DIVINO DE LA ENERGÍA REIKI

       TODO ES ENERGÍA

      REI es la energía cósmica universal y KI es la energía individual que da vida todos los seres. REIKI es la unión perfecta de ambas energías.

        La energía cósmica universal y la energía individual de vida crean un maravilloso estado de equilibrio y paz dentro del ser que ha logrado poseer el Reiki.

        Esto ocurre cuando el individuo ha recibido los alineamientos Reiki. Por lo que un sanador Reiki no podrá hacerlo en forma autodidacta a través de libros o videos relacionados con el tema.

 

       Y hablando acerca dela Energía en general:

       Einstein afirmó que toda materia es energía actuando a diferente velocidad. La materia es consecuencia de la energía.

       Cuando observas el mundo físico te percatas que algunos objetos son más densos que otros. Es decir tienen diferente velocidad energética o diferente vibración.

      Todo, sin excepción, no es más que frecuencias vibratorias:  ya se trate de colores, sonidos, olores, objetos que conocemos o fenómenos que se producen. 

       ¿Qué es el ADN?  Son patrones de armónicos, frecuencias y resonancias materializados que se comunican e interactúan en nuestro ser.

       Dentro de este rango de velocidades energéticas, existe la energía de la más alta  dimensión, que tiene diferentes nombres: Arquitecto del Universo, Super Conciencia, Conciencia Divina, Ser Supremo, Padre-Madre Universal, Ser Absoluto,  etc.

        La humanidad recibió el regalo de poder contactar esta energía  y se llama  -REIKI.         

        EXISTEN TANTOS CAMINOS HACIA LA ILUMINACIÓN COMO SERES  HUMANOS.  

          EL REIKI ES UN CAMINO, Y CADA PERSONA QUE LO PRACTIQUE CAMINARÁ Y DISFRUTARÁ LA RUTA A SU MANERA.

      Nuestra consciencia nos permite conocer y pensar sobre “nuestra propia realidad”, y no sobre la realidad. La realidad es ilimitada.

      A través de nuestros sentidos sólo podemos tomar consciencia de una pequeña parte del Universo. No somos capaces de reconocer muchos rangos de vibraciones con los ojos ni con los oídos.

        Creamos nuestra realidad mediante los pensamientos que sintonizamos, las palabras que pronunciamos y las elecciones que hacemos.

       Si elegimos escuchar música o canciones tristes, nuestra realidad se volverá forzosamente triste, seamos o no conscientes de ello.

       Recuerda que todo es energía.

       Vigila lo que tus ojos y oídos, que son los principales receptores, reciben como información. Elige lo bueno, armonioso y bello.